Estás aquí
Sarmale o Rollitos de carne con hojas de repollo. Rumanía Gastronomía 

Sarmale o Rollitos de carne con hojas de repollo. Rumanía

La cocina rumana es una de las más variadas de la Europa del Este. Las razones de tal variedad se encuentran en la historia del país, aunque hay algunos ingredientes que proporcionan a la cocina rumana un sabor y una personalidad propia muy característica. En el terreno de las frutas las ciruelas identifican al país; una de sus bebidas nacionales viene justo de ahí, el Ţuică (se denomina así al licor de ciruelas), el cuál es considerado como una  de las bebidas más populares. En el terreno de las carnes es muy habitual el consumo de carne de cerdo en diferentes preparaciones culinarias, al igual que el cordero y las aves como el pato, el ganso y el pavo. Muy importantes también son las especias tales como el perejil, el eneldo o el tomillo.

Sarmale

La comida rumana tiene influencias de la cocina balcánica, eslava, húngara, alemana y aromas mediterráneos especialmente turcos, franceses e italianos. 

ingredientes

1 kg. y medio de hojas de col o repollo // 1 kg de carne picada de cerdo mezclada con carne de ternera // 2 cebollas grandes y 2 pimientos rojos

100 g. de arroz // 300 g. de bacon o panceta // 5 cucharas de salsa de tomate frito // 150 ml. de aceite de oliva virgen extra // 2 hojas de laurel // 1 cucharadita de eneldo seco // Media cucharadita de pimienta negra y sal al gusto

1 rebanada de pan // El zumo de un limón // 1 cucharita de cimbru (especie típica rumana), sino se puede sustituir por tomillo picado

Preparación del relleno del Sarmale

Para la elaboración de nuestro relleno, el primer paso a seguir es, cortar las cebollas y los pimientos rojos en trocitos muy finos, posteriormente los ponemos en una cazuela grande con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Sofreímos durante 5 minutos hasta que la cebolla esté pocha.

Ahora es el momento de añadir el arroz previamente lavado. Lo tostamos ligeramente removiendo para que no se pegue. Vertemos la misma cantidad de agua que de arroz, en este caso 100 ml y mezclamos fuera del fuego. Removemos bien mientras enfría, con dos o tres minutos es más que suficiente( el arroz puede quedar durito porque se hará más tarde) y reservamos.

El siguiente paso es trocear el bacon en cuadraditos muy pequeños, de esta manera lo mezclamos con la carne picada. Es conveniente que la carne picada sea muy finita.

Por último, añadimos a la carne picada el trozo de pan previamente mojado en agua y bien escurrido. Vertemos 2 cucharadas de aceite de oliva, el eneldo finamente picado, la sal, la pimienta negra, las cucharadas de salsa de tomate frito y la cucharadita de cimbru (o tomillo picado).  Agregamos también el arroz con la cebolla y mezclamos todo hasta que esté bien integrado. 

 

Elaboración del Sarmale o rollitos de repollo

Para la cubierta que envolverá nuestro relleno, primeramente, deshojamos el repollo. Cortamos la parte gruesa de cada hoja y las hervimos en una cazuela grande con un litro de agua caliente y el zumo del limón exprimido hasta que estén tiernas, pero no en exceso ya que se nos pueden romper a la hora de hacer los rollitos.

A continuación y una vez escurridas cortamos en trozos rectangulares más o menos iguales para poder enrollar el relleno (las trabajaremos de una en una). Posteriormente, extendemos una sobre la tabla de cortar y añadimos el relleno de una cuchara sopera, justo en el medio de cada hoja. Enrollamos la hoja sobre el relleno, en forma de rollito y doblamos los extremos hacia dentro. No debemos apretarlos demasiado pues el arroz se va a inflar al cocinarlo y puede hacer que se rompa el envoltorio. Repetimos la operación con cada hoja de col hasta que el relleno se termine.

Añadimos en el fondo de una cazuela grande aceite de oliva virgen extra y cubrimos con parte del repollo que ha sobrado cortado en juliana fina, es decir en tiras largas. 

Encima de esta cama de repollo colocamos los rollitos o Sarmale, empezamos por colocarlos pegados al borde de la cazuela, en fila haciendo un círculo y vamos rellenando la cazuela con círculos concéntricos. Hay que dejar un espacio entre cada uno a tener en cuenta porque al cocerlos aumentarán de tamaño.

 Tapamos la primera capa con parte del repollo troceado. La segunda capa de rollitos la colocamos de igual manera. Tapamos otra vez con parte del repollo troceado y si queda para una tercera tanda, repetimos el proceso.

Finalizamos con una última capa de repollo. Añadimos agua hasta alcanzar los rollitos pero sin cubrirlos. Ponemos a hervir a fuego medio hasta que llegue a punto de ebullición y luego reducimos para que hiervan a fuego lento durante unas 2 horas. Una vez acabada la cocción dejamos que repose y... ¡A disfrutar de nuestro Sarmale! 

¿quieres saber más sobre nuestras recetas internacionales?

Suscríbete gratuitamente a nuestra newsletter

Posts relacionados

error: Contenido protegido