Estás aquí
Salamanca y el punto cero de la vida Nacional 

Salamanca y el punto cero de la vida

Hoy os propongo  un viaje mágico:

De la mano de Delfostrip  viajaremos hasta Salamanca, ciudad declarada como Patrimonio de la Humanidad en 1988. Su Plaza Mayor, testigo de miles de historietas, es una de las más famosas de España gracias a la vida que desprende y a su estilo churrigueresco.  Nos adentraremos en sus baldosas para conocerla y respirarla in situ.

Ruta por la plaza de plazas ¿Estás listo?

Dejaremos el coche en la Avenida Villamayor y disfrutaremos de un agradable paseo… sigamos recto un poco más y giremos a la derecha: Ante nosotros se abre un gran espacio, dominado por el Convento de las Úrsulas…nos dejaremos llevar ante la espectacular belleza del Palacio de Montemayor,..

Vista parcial del Palacio de Montemayor // Abrahamviajero.com
Vista parcial del Palacio de Montemayor // Abrahamviajero.com

Pero aquí no acaba el viaje:

Giremos a la izquierda y por favor, es indispensable hacerlo así, respiremos y preparémonos para el mayor espectáculo que nuestros sentidos van a vivir: La plaza Mayor de Salamanca. Construida a lo largo de siglo XVIII en sustitución de una plaza anterior mucho más grande e irregular, es esta plaza un auténtico ejercicio de lujuria para la vista: La piedra dorada de Villamayor, material con el que está construida, adquiere todo su esplendor cuando el sol de la tarde la acaricia…Es entonces cuando el calificativo de dorada adquiere pleno significado.

Vista de la Plaza Mayor
Vista de la Plaza Mayor

Admiremos las estatuas que la coronan, juguemos a adivinar los personajes de los medallones en los arcos…dejemos que los sentidos vuelen libremente. Es este uno de esos lugares que ya hemos dado en llamar “punto cero de la vida”:

Medallones de la Plaza Mayor
Medallones de la Plaza Mayor

Lugar concurrido por jóvenes y no tan jóvenes, lugar donde empiezan historias de todo tipo, plaza de plazas… Sin salir del recinto podremos tomar un café en el Café Novelty, con la ilustre compañía de Gonzalo Torrente Ballester, eternamente sentado en su mesa…o degustar un helado justo al lado, mientras nos relajamos observando el bullicio de la vida. 

Por último, y si las obligaciones lo permiten, os ruego que esperéis al encendido nocturno de la plaza: un ascua maravillosa de luz, sombra, luz…

Yo observo el espectáculo desde cualquier esquina, perdido entre sombras.

Cafe literario novelty Salamanca
Cafe literario novelty Salamanca

Posts relacionados

Deja un comentario

error: Contenido protegido