Estás aquí
Buscando fantasmas: un viaje “diferente” Internacional 

Buscando fantasmas: un viaje “diferente”

Buenas noticias para los frikis de los fantasmas: en Europa hay muchos. Y para los que no son frikis, pero quieren hacer un viaje diferente, con historia, arte y escalofríos: igualito. Las ciudades europeas esconden en sus calles, sus pisos y, sobretodo, en sus castillos, leyendas de amores, guerra y maldiciones. Pero, a veces, no los esconden tanto. De esta manera, las sombras de los espíritus atrapados en este mundo, se dejan ver o sentir por los humanos. Si este es el viaje con el que soñáis, aquí tenéis algunos de los destinos más interesantes para los aspirantes a cazafantasmas.

Los misterios te aguardan ¿Estás listo?

Barcelona

Vamos a empezar por España. Barcelona es la ciudad gótica española por excelencia. En sus calles se respira arte y misterio. Icono Serveis Culturals ofrece un tour basado sobre el libro de Sylvia Lagarda-Mata “Fantasmas de Barcelona”. Es posible reservar y pagar por internet. Si preferís ir a la aventura solos, para saborear el puro miedo, la escritora indica las etapas principales. Por ejemplo, la fuente de Canaleta, dónde el fantasma con ataviado con un sudario y una capa, solía aparecer a finales del siglo XIX. Además, allí mismo, hoy se eleva el Mercat de Santa Caterina, antes había un convento (hasta el 1835), donde contaban que el demonio pasaba a menudo y además celebraban misas negras. También, en el barrio del puerto circulaba la leyenda de que, cada 21 de octubre, emergía del fondo del mar el Barco Negro, condenado a ir a la deriva y chocando así contra las embarcaciones que encontraba a su paso.

La fuente de Canaletas, inmortalizada por Català-Roca
La fuente de Canaletas, inmortalizada por Català-Roca

Edimburgo

Edimburgo es considerada como una de las ciudades más embrujadas del mundo. El sitio web viajarporescocia.com os lo pone fácil y propone un tour de fantasmas y misterios. Uno de los fantasmas más famosos de la ciudad, no sólo por su historia sino por el lugar donde se ha quedado a vivir, es el gaitero del Castillo de Edimburgo. La leyenda cuenta que los antiguos defensores del castillo habían excavado unos túneles para conectarlo con otras partes de la ciudad y que un gaitero fue mandado a explorar esos túneles sin parar de tocar, para que desde arriba supieran donde se encontraba. De repente, la música cesó y nadie volvió a ver al gaitero. Desde entonces, hay quien oye el sonido de las gaitas desde lo más profundo del castillo.

El Castillo de Edimburgo (Escocia)
El Castillo de Edimburgo (Escocia)

Los Castillos irlandeses

El Castillo de Leap es conocido por los fantasmas que vagan en él. Entre ellos, la hija del señor del castillo, enamorada de un granjero. Cuando su padre, que estaba concertando el matrimonio de la joven con un hombre rico, se enteró de la historia de amor clandestina, mató al granjero. Pero la hija le vengó, matando a su propio padre. Cuenta la leyenda que una noche, una mano invisible la empujó y la hizo caer desde lo alto del castillo y ella murió. Desde entonces, su lamento sigue oyéndose en la fortaleza.  En el Castillo de Kinnity se puede encontrar el fantasma de Monk de Kinnity, que se divierte al atravesar los muros y, a veces, incluso se comunica con los visitantes. Pero, el hechizo más espantoso es el que ha embrujado al Castillo de McMahon, dónde hay una habitación cerrada. Allí vive un espíritu tan maligno que nadie que haya intentado entrar en su habitación ha sobrevivido. Se cuenta que la última vez que alguien quitó las piedras que cierran aquella puerta fue en los años 20, cuando un exorcista quiso librar al espíritu. El cuerpo sin vida del hombre fue encontrado el día después, con una expresión de terror en la cara.

¡Buen “espantoso” viaje!

El Castillo de Leap (Irlanda)
El Castillo de Leap (Irlanda)

Posts relacionados

error: Contenido protegido